DISCURSO POR FIESTAS PATRIAS

LA INDEPENDENCIA Y SU SIGNIFICADO PARA LOS PERUANOS

Autor: Juan Candela Alva
El 28 de julio de 1821 se inició una etapa en la cual supuestamente nos volvimos libres e independientes. La proclama que dio San Martín se hizo no para liberar a los indios y negros, sino para expulsar a la élite chapetona que a través de las reformas borbónicas habían reafirmado su poder frente a las élites criollas. La nobleza limeña apoyo a San Martín debido a que buscaba mantener sus privilegios frente a las castas, los indígenas y los negros, sean esclavos o libertos.

En la proclama de San Martín: "... el Perú es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos..." esa frase no hace alusión a los desposeidos del virreinato, sino a las élites que se arrogaban el título de pueblo frente a las clases inferiores que eran la plebe, para emitir un comentario en torno a la proclama de San Martín es necesario conocer el léxico de la época no podemos juzgar los hechos del pasado con visiones modernas, propias de nuestro tiempo, un historiador debe de velar por la objetividad y no apasionarse.

La presencia de la Iglesia en los actos de la independencia, obviamente, respondían a la necesidad de legitimar la ruptura con España ante los ojos de Dios, los indígenas y la plebe en general eran muy temerosas de Dios, si bien es cierto las altas jeraquías eclesiásticas vieron con recelo la independencia luego lo tuvieron que aceptar. Entre las figuras de la temprana República por ejemplo aparecen Toribio Rodríguez de Mendoza o el propio Francisco Javier de Luna Pizarro.



Otro punto polémico es la participación de la élite chilena y argentina en nuestro proceso de independencia, ambas actuaron, obviamente tomando su beneficio como objetivo. Básicamente la expedición de San Martín fue financiada por la burguesía chilena que aspiraba a seguir controlando el monopolio de trigo por azúcar que mantenía con el norte peruano, mientrás que los argentinos aspiraban a consolidar su independencia. Debemos de recordar que los hechos se dan por que existen entes que los promueven; nada se hace sólo por cariño, afecto o un ideal, el beneficio de una acción es la que lleva a realizarla.

El Perú de inicio de la independencia no era el nuestro obviamente, pero tenía serios problemas de inclusión social, diferencias económicas y atraso tecnológico. Ni si quiera poseíamos una decente red de caminos rurales; era obvio que nuestro país no iba a marchar sólo por la voluntad de un hombre, se necesitaban instituciones que lastimosamente no existieron. Fue tan paradójica nuestra independencia que la terminó un dictador como Simón Bolívar.

Muchos discuten cuando fue realmente la independencia, quien fue mejor San Martín o Bolívar. Simplemente para reflexionar les digo que sin ambos no hubiera dádose "la independencia" del poder político español. Debemos de recordar que las rebeliones indígenas que pudieron haberse transformado en movimientos libertadores fracasaron por la desintegración de los curacas. Lastimosamente teníamos élites dubitativas tanto en el sector indígena y criollo por ello nuestro país no fue decidido al momento de liberarse.

Hoy al 2008 tenemos la posibilidad de cambiar eso, no juzguemos el pasado, comprendamolos para crear un Perú mejor. Hoy nuestras fiestas deben ser motivo de orgullo. Tenemos muchas cosas maravilosas para el mundo, todos los peruanos unidos podremos alcanzar el gran objetivo que consiste en ser un país líder, primero en la región andina y luego en la zona latinoamericana. Por todo lo que somos, desde Machu Picchu hasta La Catedral pasando por el pisco sour, nuestro ceviche y muchas cosas más ¡Que viva el Perú!

Fuente: Discurso de Fiestas Patrias (historiaperuana.blogspot.com)